Archivo por meses: junio 2022

Con el apasionante estilo de Diario Libre para poner sus artículos de opinión en manos de sus lectores, en su edición del 23 de junio de 2022, nos regala un editorial titulado «Excesos de los legisladores» que expresa lo siguiente:

«Intencionalmente o no, en varios proyectos de ley presentados y algunos ya aprobados por una de las dos cámaras legislativas, subyace una tendencia a coartar la libertad de expresión y de información. Se trata de derechos irrenunciables del ciudadano y que no pueden ser vulnerados bajo ninguna circunstancia en una democracia, en un estado de derecho.

Así lo interpretan diferentes instituciones periodísticas, jurídicas y de la sociedad civil que asisten alarmadas a estos intentos de coartar libertades que ya se daban por asentadas en el país pero cuya integridad hay que vigilar cada día.

Preocupa también que el Poder Legislativo y el Ejecutivo estén invadiendo campos ya definidos en sentencias del Tribunal Constitucional.

Los legisladores están excediendo sus atribuciones y parecen caer en una “inflación legislativa” interesada. Legislan sobre delitos ya tipificados en otras leyes o contravienen sentencias de la máxima autoridad en materia judicial.

En algunos casos, han señalado reputados abogados, privilegian a las personas que ocupan posiciones públicas por encima de los demás ciudadanos».

La historia dominicana está llena de capítulos semejantes y por eso, hoy nos atrevemos a decir qué, equivocarse no es difícil en un país con tantos arrastres privilegiativos.

Pero no se trata de una equivocación como lo define la RAE.

No se trata de un desacierto.

Es algo fríamente calculado.

El Congreso Nacional, aunque está integrado por un alto porcentaje de entes con agigantados desajustes emocionales, tambien cuenta con asesores, que si no son capaces de advertir a muchos practicantes del tejemaneje, entonces son cómplices de ese tipo de vagabundería.

Mientras el presidente de la República Dominicana y miembro del comité ejecutivo nacional del Partido Revolucionario Moderno, Luis Abinader Corona empezaba a destacarse en los titulares de los diarios nacionales por su discurso ante las autoridades recientemente electas por su partido, en otras partes del planeta ocurrían eventos políticos, tales como:

Pérdida de poder representativo en el congreso francés de la coalición que hizo posible la victoria de Macron en la presidencia de esa nación.

Victoria en segunda vuelta electoral lograda por representativos de la izquierda revolucionaria colombiana, otorgando a Gustavo Petro y Francia Márquez el poder para gobernar el país que vio nacer al Gabo y a Camilo Torres.

Es muy probable, que esos trascendentales acontecimientos nublaran o distorsionaran los sentidos de muchos compiladores de noticias en periódicos nacionales y lanzaron un ataque, que luce muy bien calculado, a base de destacar que el discurso es de corte reeleccionista.

Algunos lo calificaron de arenga y otros hicieron evocaciones comparativas con los lineamientos reeleccionistas de Joaquín Balaguer al exhortar a la militancia que «no se puede cambiar de caballo cuando se está vadeando un río».

El discurso pronunciado por Luis Abinader no deja de parecerse a uno, que una vez escuchamos, en boca del líder de los ingenieros Eduardo Estrella y Johnny Jones, quienes formaban parte de los asistentes al acto.

“A paso de vencedores” es casi lo mismo que «No miren pa’trás». Ambas frases miran hacia el futuro e impulsan a un grupo a «echar hacia adelante» con firmeza, como organización que debe mantenerse en el poder por mucho tiempo, aunque no sea con el mismo candidato.

Abinader ha hecho un trabajo que lo hace acreedor del derecho, que constitucionalmente le corresponde: Presentarse como candidato, lo cual no es lo mismo que reelegirse, pero él no ha hablado de eso hasta ahora.

Ahora bien, su partido no puede dormirse. Debe estar alerta, en la calle, haciendo cosas en bien de la comunidad para que la oposición no siga calumniando la gestión gubernamental, queriendo hacer ver que las cosas hechas en el pasado son mejores que las del presente.