La idea de la inmunidad de rebaño consiste en que, cuando mucha gente es inmune a una enfermedad contagiosa, generalmente a través de vacunarse contra esa enfermedad, es más difícil que esa infección se contagie en el seno de una comunidad.

En República Dominicana será muy difícil lograrla por no decir imposible, porque no hay forma de medir el porcentaje de los inmunes al COVID19.

Ahora existe un excedente de inventario de vacunas a punto de vencer y le están echando la culpa a quienes no han ido a vacunarse.

La tolerancia no puede llegar tan lejos en casos como estos. No se debe soñar. La gente no se adherirá de forma gregaria a un objetivo donde existen muchas opiniones encontradas, principalmente por cuestiones de tipo religioso o falta de gestión por parte de las autoridades sanitarias.

Lo mejor sería imponer la obligatoriedad de la vacuna con una fecha límite, sin dejar de investigar la posibilidad de que se hicieran compras excesivas sin tomar en cuenta cuestiones tales como vencimiento, almacenaje y tiempo de agotamiento por cantidad de inoculados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s